mayo 24, 2024

Azua Noticias ⭐️

Azua Noticias – Periodico de Azua con las noticias actualizadas

La Batalla de Tortuguero, que tuvo lugar el 15 de abril de 1844 en Puerto Tortuguero, Azua, marcó un hito significativo en la Guerra por la Independencia Dominicana. Esta confrontación naval, siendo la primera de su tipo en la lucha por la independencia, resultó en una victoria crucial para la incipiente República Dominicana.

Bajo el mando del valiente comandante Juan Bautista Cambiaso, una fuerza compuesta por tres goletas dominicanas se enfrentó a tres buques de la Armada Haitiana. A pesar de ser un enfrentamiento de menor escala, su impacto fue monumental, estableciendo la supremacía naval de la República Dominicana sobre Haití hasta el final de la contienda.

La batalla fue precedida por un acto de alerta por parte del almirante francés De Moges, quien informó sobre los ataques haitianos en las costas de la Bahía de Ocoa y el transporte de suministros para el ejército haitiano que sitiaba la provincia de Azua. Esta advertencia llevó al presidente de la Junta Central Gubernativa, Tomas Bobadilla y Briones, a movilizar a las embarcaciones de Santo Domingo para la guerra.

Entre los valientes que se unieron a esta causa estaban Juan Alejandro Acosta, José Antonio Sanabia, Joaquín Orta, Teodoro Ariza, Pedro Tomás Garrido y Fermín González, quienes se congregaron en la Puerta de la Misericordia para formar la nueva armada.

Con ingenio y determinación, Juan Alejandro Acosta lideró la preparación de dos goletas, la Eleonore (rebautizada como San José) y la María Chica, armadas por comerciantes británicos e italianos respectivamente. Estas goletas se unieron a la Separación Dominicana, al mando del comandante Juan Bautista Cambiaso, para enfrentar al enemigo.

El 15 de abril de 1844, en Puerto Tortuguero, Cambiaso avistó y atacó las tres embarcaciones haitianas que bombardeaban la localidad. Tras una hábil serie de maniobras, las fuerzas dominicanas lograron la victoria, hundiendo las tres naves enemigas y aniquilando a gran parte de la tripulación haitiana.

La noticia de esta histórica victoria se propagó rápidamente, y el 23 de abril de 1844, la Junta Central Gubernativa ordenó la incorporación de las tres goletas a la recién creada Marina de Guerra, con Cambiaso siendo ascendido a almirante.

Esta batalla no solo eliminó la presencia haitiana en el mar, sino que también consolidó la supremacía naval de la República Dominicana, sentando así las bases para el desarrollo y la protección de la nueva nación.